fbpx

Cómo alquilar tu casa rápidamente

Cuando se trata de alquilar tu casa, lo que más quieres es hacerlo en el menor tiempo posible, ya que cada día que pasa es un costo de oportunidad o dicho de otra manera es dinero que dejas de recibir.

Para lograr alquilar tu casa en el menor tiempo posible debes realizar una serie de acciones adecuadas, algunas de ellas son dictadas por el sentido común, otras no; en ese caso debes buscar el asesoramiento de un profesional inmobiliario o corredor de bienes raíces. A continuación algunos consejos para alquilar tu casa rápido:

1. Asegúrate que la casa esté lista para ser mostrada

Repara las imperfecciones como las goteras, cambia las celosías rotas, llavines en mal estado, fugas de agua, puertas deterioradas, repara las grietas y pinta las paredes, si es necesario. En cuanto a la parte exterior de la casa, tendrás que podar los arbustos y árboles, arreglar los jardines y cortar la grama. Una casa en buenas condiciones atraerá a los inquilinos desde el exterior y hará que ellos realmente quieran vivir en ella.

2. Precio acorde al mercado y realidad económica

Por muy bonita y bien ubicada que este tu casa, si el precio está fuera de mercado te garantizamos que no la vas alquilar a menos que suceda un milagro. En nuestra experiencia, como corredores de bienes raíces, tratamos de ser realistas y al mismo tiempo sutiles con los dueños de casas en alquiler a la hora de aconsejarlos en el precio. No obstante, en ocasiones dejan ir o escapar a inquilinos de buen perfil por no hacer una rebaja en el valor de la renta. Lo más curioso es que al cabo de unos meses terminan aceptando alquilar la casa a un precio más bajo. ¿Por qué esperar tanto para darse cuenta que el precio de la casa no estaba acorde al precio del mercado?

Algo muy importante es que si los inquilinos de tu casa se sienten insatisfechos o consideran que el precio de la renta mensual es muy alto, es casi seguro que no te cumplirán el contrato por que encontraron una casa a menor precio que la tuya y se mudaran a ella.

3. Anunciar tu casa para alquiler

Además de poner un cartel en la propiedad, es aconsejable publicar avisos en la sección de clasificados de los principales diarios de tu ciudad, en este sentido te sugerimos que los hagas en los días de mayor circulación.

Al escribir tu anuncio, asegúrate de incluir información relevante para los inquilinos, como son: ubicación, cantidad de dormitorios, baños y estacionamientos, si tiene closets, muebles de cocina, cisterna, cuarto de servicio y lo más importante, el precio.

Con toda certeza te podemos afirmar que estos son los principales criterios de búsqueda por los cuales preguntan los inquilinos. Esto permitirá recibir llamadas de verdaderos interesados en ver tu casa, lo que evitará perder tu tiempo y el de ellos. Si eres una persona muy ocupada y crees que se te dificultará atender el teléfono a toda hora, debes indicar un horario para brindar información a los interesados.

4. Estar disponible, tu casa no es la única en alquiler.

Cuando tienes una casa en alquiler es importante ser flexible y estar dispuesto a mostrar la casa al medio día, en horas después del trabajo y los fines de semana. Hay muchas personas que no pueden tomarse tiempo libre durante la semana para ver casas. Cuando tengas un interesado, muestra la casa tan pronto como sea posible, si una vez mostrada el interesado toma la decisión de rentar verifica sus referencias e investígalo. Una vez que lo hallas hecho y estés seguro que te pagará la renta, agiliza el papeleo, me refiero a la elaboración del contrato para finiquitar o cerrar el alquiler.

Si lo que quieres es evitarte complicaciones, gastos en publicidad, atender llamadas, mostrar la casa a los interesados, investigarlos y elaborar el contrato, nuestro consejo es que no te compliques y contactes una agencia de bienes raíces con experiencia.

Acerca del autor
Maxwell Norman

Asesor de tecnología enfocado en el sector inmobiliario, con experiencia en análisis de mercado y comercialización, concentrado en la prospección, captación, compra, venta y renta de bienes raíces.