Antes de firmar una hipoteca: 10 consejos

La hipoteca, proviene del latín hypotheca, que se origina en un vocablo griego. La palabra se refiere a un inmueble que actúa como garantía del pago de un crédito.

La hipoteca, es la garantía legal de preferencia para comprar un inmueble, ya que sin desposeer al propietario del bien, permite al acreedor —en los casos de impago— ampararse en él y venderlo en pública subasta, sin importar la persona en cuyo poder se encuentre y obtener el pago de su crédito con lo obtenido en la venta.

La solidez de nuestro sector financiero y la estabilidad macroeconómica del país, son propicios para que las personas tomen creídos hipotecarios en la banca nacional.

Tipos de hipotecas

Las hipotecas se dividen en: convencionales, legales y judiciales.

  • Hipoteca convencional: es aquella que resulta del convenio entre las partes y garantiza el cumplimiento de una obligación. Todo propietario de un inmueble puede consentir hipoteca en favor de un acreedor o en provecho del acreedor de un tercero. La hipoteca convencional debe ser pactada por escrito y se requiere que la firma sea notariada.
  • Hipoteca legal: toda mujer casada puede hacer inscribir este gravamen sobre los inmuebles que pertenezcan a la comunidad conyugal, presentando simplemente la evidencia del vínculo matrimonial.
  • Hipoteca judicial: que puede ser provisional o definitiva; es la resultante de las sentencias emitidas por los tribunales de la república o la resultante de los actos judiciales.

A continuación, enumeramos 10 recomendaciones antes de firmar una hipoteca:

  1. Compara antes de firmar una hipoteca; parecerá lógico pero los seres humanos somos compradores por impulso, vemos la publicidad en oferta o precios de feria y no investigamos si realmente es lo que nos conviene.
  2. Las entidades financieras pueden llegar a financiar hasta un 90 % del costo total del inmueble. Pero es recomendable que el adquirente realice el financiamiento por el 80 % y lo ideal es el 70 % de valor de la propiedad.
  3. Antes de firmar una hipoteca lee bien las letras pequeñas de tu contrato, te sorprenderás a todo lo que te comprometes.
  4. Trata de tener ahorrado tres (3) meses del pago mensual de tu hipoteca, somos hijos del destino.
  5. El monto destinado al pago no debe exceder el 30 % de los ingresos del adquirente, ya que hay que tomar en cuenta los gastos corrientes de nuestra vida cotidiana.
  6. Es muy importante adquirir una propiedad que se ajuste a nuestro bolsillo «hay que comprar lo que podamos pagar, no lo que deseamos».
  7. Asegúrese de que toda la documentación del inmueble esté en orden.
  8. Hay que tener en cuenta los gastos adicionales, tales como: gastos de cierre, gastos de adecuación del inmueble, mantenimiento del inmueble, etc.
  9. Investiga las tasas de interés del sector financiero, hay bancos que ofrecen tasas fijas de hasta 20 años.
  10. Si comprarás tu primera vivienda, verifica si el inmueble aplica para el bono de vivienda que otorga el estado.

Muy, pero muy importante: Antes de firmar cualquier contrato, te recomendamos asesorarte con una firma de abogados expertos en materia financiera, existen términos y condiciones escritos en el lenguaje jurídico que solo expertos en el área podrán aclarar los riesgos y eventualidades que podría acarrear la firma de una hipoteca.

Acerca del autor
Plinio Polanco

Ganador del premio Community Manager 2013, cinéfilo y amante de la pizza. Mi criterio es libre, independiente y solo mío. “Cogito ergo sum”.