fbpx

¿Por qué conviene pagar las cuotas de mantenimiento?

No cumplir a tiempo con el pago del mantenimiento conlleva consecuencias

Cuando adquieres un apartamento no solo estás comprando las paredes y los techos de esa propiedad, también estas adquiriendo un cierto porcentaje de las áreas comunes del edificio y que día a día se comparten con los demás condómines.

Ya sea que tú habites el apartamento o se lo rentes a un tercero, existe un pago mensual conocido como: cuota de mantenimiento del edificio.

El fin de la cuota de mantenimiento es la preservación de las áreas comunes del edificio para que éstas estén siempre en óptimas condiciones y con el paso del tiempo tanto los apartamentos, como en edificio en sí, aumenten su valor.

El costo de la cuota dependerá de los servicios y áreas de recreación con que cuente el condominio o fraccionamiento, como pueden ser:

  • Alberca
  • Gimnasio
  • Salón de fiestas
  • Jardines en las áreas comunes
  • Juegos infantiles
  • Electricidad de áreas comunes como escaleras, pasillos, patios, zonas de acceso al estacionamiento, etc.
  • Limpieza de las áreas comunes
  • Mantenimiento de los elevadores u otras máquinas y equipos
  • Seguridad y vigilancia, principalmente en zonas de acceso
  • Agua para riego de jardines
  • Contratación de profesionales en administración de condominios

Todos los condómines del edificio, ya sean propietarios o arrendatarios, están obligados a cubrir puntualmente las cuotas de mantenimiento del edificio.

No cumplir a tiempo con el pago del mantenimiento conlleva las siguientes consecuencias:

  1. Se pueden generar intereses por pago tardío, según se haya establecido en la Asamblea General o el Reglamento Interno del Condominio.
  2. Se puede perder el voto en las decisiones del fraccionamiento o condominio.
  3. O bien, se puede complicar la venta del apartamento si en su momento, el notario no recibe una carta de no adeudo por parte de la administración del condominio.

Por esta razón, si piensas adquirir un inmueble no olvides solicitar una constancia de no adeudo expedida por el administrador del condominio, en donde se ratifique que no existen pagos pendientes por cuotas ordinarias o extraordinarias de mantenimiento.

De no tener tal constancia, estarías obligado a pagar las cuotas que el anterior propietario adeude.

Evítate problemas legales y cumple con el pago de tus cuotas. Recuerda que es importante tener un entorno en las mejores condiciones, para lograr una buena convivencia vecinal y mejorar tu calidad de vida.

Acerca del autor
Maxwell Norman

Asesor de tecnología enfocado en el sector inmobiliario, con experiencia en análisis de mercado y comercialización, concentrado en la prospección, captación, compra, venta y renta de bienes raíces.